¡Date un capricho!

Darte un capricho muchas veces puede resultar un lujo. Un lujo que nos debemos permitir. En la mayoría de las ocasiones nunca estamos en el primer puesto de nuestro pensamiento, siempre atendemos antes a un hijo, una pareja, unos padres o cualquiera de las facturas del mes.

Pero pensar en tí y darte un capricho puede ser la manera de empezar a sentirte segura, pisar fuerte y conseguir muchos de tus propósitos.

Cuandos nos sentimos guapas, con estilo y elegantes pisamos fuerte y puede ser motivo para conseguir un puesto de trabajo, pasar esa entrevista que tanto deseabas, gustar y gustarte.

Puede parecer algo frívolo levantarnos la autoestima con la imagen, pero esto depende de nosotras mismas, no dejemos esa tarea a nadie.

Da un paso al frente segura de ti misma para acabar o empezar nuevos proyectos. Quierete más y a veces eso empieza por darnos un capricho.

https://laflamencadeborgona.es/collections/cat-mujer

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados